Hábitos del corazón.

Los intentos de querer escapar han sido tantos que mi cuenta se ha perdido junto con las ganas de querer seguir en esta pesadilla, una pesadilla que ha durado toda una eternidad junto a las ganas de querer reparar el plato que se ha roto. He habitado todo este tiempo en un circulo vicioso que tiende a ser mental, curioso pero cierto en todo el sentido de la palabra, pero ese circulo vicioso esta lejos de mi; la pregunta será siempre: ¿por que soy adicto a aquello que no se encuentra dentro de mis habitad? .

Las respuestas se encuentran en las canciones, pero ha leguas esas canciones que me toca el playlist son tristes y eso no ayuda tanto que digamos; pensemos que si ayuda, ya que me hace reconocer que estoy mal y no siempre debo estar aferrado a dicha hiedra.

El corazón y sus hábitos, apropiados por él solo; tomó demanda desde el principio y no le preguntó a la mente si tenia permiso para ejecutarse. El primero de todos, fue el hábito de querer aferrarse como niño Jesús al pesebre; hagamos de cuenta que sus bombeos estaban cargado de pensamientos llenos del adoctrinamiento que tenia mi cuerpo hacia dicha persona, la mente acogía tal bombeo que dicho hábito era ejecutado por mi sistema nerviosos de forma imprevista, me asustaba, pero sabia que no había vuelta atrás, ya estabas adherida a mi y no había escapatoria.

Un corazón adoctrinado a latidos ajenos, adoctrinado a lo que tus ojos tomaron como algo hermoso es un corazón en peligro de aferramiento sin permiso, que con el tiempo te daña mentalmente y que con dicho tiempo te demuestra que enamorarse es un pecado que cabe en los 7 pecados capitales. No quiero ser un exagerado pero lo puedo y lo quiero llevar como concepto de pecado, el desgaste que provoca estar aferrado a la idea de que alguien te esté amando sin ser de esa forma, provoca daños cancerígenos.

El hábito de celos que proviene de la raíz del aferre, es un hábito que tiende a ser utilizados por idiotas, en este párrafo no hablaré de mi interior como en los demás párrafos pero si hablaré de las personas que habitan en ellos el fenómeno humano del ego, aquel ´yo´ interior que probablemente esta apegado a un problema de personalidad. El celo aveces es muy posesivo aunque parece necesario para demostrar importancia, pero en su exceso es muy idiota de nuestra parte, creerte dueño de alguien no nos hace ni grandes ni mejores, solo destruye las posibilidades de vivir que tiene el otro.

Todas las mañanas, comenzar una rutina donde cada movimiento me recuerde flashbacks ya vividos, escenas que antes de ser tristes eran felicidad; es un hábito que no he podido contener, eliminar ni controlar; es que no hay forma, algo que esté de manera persistente en tu mente ya casi por tiempo que no cabe en la cuenta, es algo que difícilmente salga de tu corazón. No quiero sonar como incompetente para estos asuntos del amor, pero cuando amas a alguien renuncias a muchas cosas y te enfocas en eso sin pensar en más nada, te aferras a la idiota y gran esperanza de que aunque no estés cerca de alguien debe estar feliz porque tu le amas aunque no estés cerca para recitarlo al oído, es como una cuestión fe oscura.

Los hábitos para ser hábitos tienen que tener un comienzo de confortabilidad por eso no me culpo ni te culpo a ti por estas acciones, solo culpo a destino que se encargo de encontrar dos personas que de seguro no estaban destinadas a conocerse; pero el destino tiene una gran pelea con el corazón de uno de los dos, el destino dice una cosa y el corazón dice otra, yo quisiera llevarme del corazón, pero tomar acciones por mis propias manos le hacen daño a mi ser. Acepto de mi parte, todo lo que pasa en mi vida.

Albert Peguero 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s