Hábitos del corazón.

Los intentos de querer escapar han sido tantos que mi cuenta se ha perdido junto con las ganas de querer seguir en esta pesadilla, una pesadilla que ha durado toda una eternidad junto a las ganas de querer reparar el plato que se ha roto. He habitado todo este tiempo en un circulo vicioso que tiende a ser mental, curioso pero cierto en todo el sentido de la palabra, pero ese circulo vicioso esta lejos de mi; la pregunta será siempre: ¿por que soy adicto a aquello que no se encuentra dentro de mis habitad? .

Las respuestas se encuentran en las canciones, pero ha leguas esas canciones que me toca el playlist son tristes y eso no ayuda tanto que digamos; pensemos que si ayuda, ya que me hace reconocer que estoy mal y no siempre debo estar aferrado a dicha hiedra.

El corazón y sus hábitos, apropiados por él solo; tomó demanda desde el principio y no le preguntó a la mente si tenia permiso para ejecutarse. El primero de todos, fue el hábito de querer aferrarse como niño Jesús al pesebre; hagamos de cuenta que sus bombeos estaban cargado de pensamientos llenos del adoctrinamiento que tenia mi cuerpo hacia dicha persona, la mente acogía tal bombeo que dicho hábito era ejecutado por mi sistema nerviosos de forma imprevista, me asustaba, pero sabia que no había vuelta atrás, ya estabas adherida a mi y no había escapatoria.

Un corazón adoctrinado a latidos ajenos, adoctrinado a lo que tus ojos tomaron como algo hermoso es un corazón en peligro de aferramiento sin permiso, que con el tiempo te daña mentalmente y que con dicho tiempo te demuestra que enamorarse es un pecado que cabe en los 7 pecados capitales. No quiero ser un exagerado pero lo puedo y lo quiero llevar como concepto de pecado, el desgaste que provoca estar aferrado a la idea de que alguien te esté amando sin ser de esa forma, provoca daños cancerígenos.

El hábito de celos que proviene de la raíz del aferre, es un hábito que tiende a ser utilizados por idiotas, en este párrafo no hablaré de mi interior como en los demás párrafos pero si hablaré de las personas que habitan en ellos el fenómeno humano del ego, aquel ´yo´ interior que probablemente esta apegado a un problema de personalidad. El celo aveces es muy posesivo aunque parece necesario para demostrar importancia, pero en su exceso es muy idiota de nuestra parte, creerte dueño de alguien no nos hace ni grandes ni mejores, solo destruye las posibilidades de vivir que tiene el otro.

Todas las mañanas, comenzar una rutina donde cada movimiento me recuerde flashbacks ya vividos, escenas que antes de ser tristes eran felicidad; es un hábito que no he podido contener, eliminar ni controlar; es que no hay forma, algo que esté de manera persistente en tu mente ya casi por tiempo que no cabe en la cuenta, es algo que difícilmente salga de tu corazón. No quiero sonar como incompetente para estos asuntos del amor, pero cuando amas a alguien renuncias a muchas cosas y te enfocas en eso sin pensar en más nada, te aferras a la idiota y gran esperanza de que aunque no estés cerca de alguien debe estar feliz porque tu le amas aunque no estés cerca para recitarlo al oído, es como una cuestión fe oscura.

Los hábitos para ser hábitos tienen que tener un comienzo de confortabilidad por eso no me culpo ni te culpo a ti por estas acciones, solo culpo a destino que se encargo de encontrar dos personas que de seguro no estaban destinadas a conocerse; pero el destino tiene una gran pelea con el corazón de uno de los dos, el destino dice una cosa y el corazón dice otra, yo quisiera llevarme del corazón, pero tomar acciones por mis propias manos le hacen daño a mi ser. Acepto de mi parte, todo lo que pasa en mi vida.

Albert Peguero 

Anuncios

¿La libertad de expresión tiene límites?

 

Charlie_Hebdo_CLAIMA20150113_0262_17Estos ultimas semanas, se han suscitado una serie de hechos, donde la libertad de expresión y el extremismo religioso son los principales conceptos a estallar en las redes sociales y noticias; y no es para menos esto, ya que la noticia del ataque a los caricaturistas de la revista satírica Charlie Hebdo ha repercutido ante los ojos del mundo.

Con todo este rollo nace el debate; periodistas, políticos, religiosos y distintas personalidades se basan en el apoyo a los caricaturistas diciendo que el extremismo le ha dado un golpe a la libertad de expresión y que es imperdonable el acto cometido en Francia. La otra idea, que en parte a mi personalmente no justificable en la cual no estoy de acuerdo; de que, “la libertad de expresión no puede llegar al punto de incitar odio entre partes o una segunda persona.”

¿Tiene o no tiene límites la libertad de expresión?

En primer lugar hablemos que es libertad de expresión:

“La libertad de expresión es un derecho humano, es aquel que nos permite el medio libre de la difusión de ideas.”

Sabiendo claro esto, la LIBERTAD DE EXPRESIÓN (LIBERTAD A EXPRESAR) no se puede limitar, no se le puede poner barreras a la idea de una persona solo porque pueda afectar a un grupo de extremistas, esto mismo aplica a una persona normal que ejecute el derecho hacia otro, no hay necesidad de proceder a tal tipo de necedades, donde la muerte es la mejor vía para demostrar tan alto grado de fanatismo religioso y proteger así su criterio. O acaso, ¿no existen las demandas, el dialogo, u otro medio para poder solucionar futuros conflictos?.

Aquí se ponen en duda la libertad de expresión de  los periodistas a nivel mundial como bien menciona www.jorgeramos.com en su blog, por cierto hablando del mismo tema. Los hechos son imperdonables, cientos de periodistas mueren y gobiernos de acuerdo al país de origen se queda callado, imagen de un sector acabado por el narcotráfico y la corrupción política en su mayor parte.

Queda claro que esta escena evidencia hasta donde puede llegar una religión donde el fanatismo predomina en la gran mayoría de sus seguidores, a tal punto de intolerancia, que recurren a matar a quienes los presionan.

La atracción de sentimientos.

Los días de universidad se concentran en actos muy cansones, pero estos días “cansones” tienen algo especial y es que me rodeo de un grupo de personas donde el pensamiento humano es puesto en jaque, y el debate por cualquier tema viene siendo parte principal en todo lugar donde nos encontramos.
Uno de los últimos temas ha debatir fueron el de “la tristeza y la felicidad” estos apoyaban que la felicidad se auto-imponía por nosotros mismos, a la hora de nosotros decir que estamos felices, al igual que la tristeza y otros sentimientos, yo apoyaba esta premisa y es de eso que hablaremos hoy porque yo pienso que el ser humano debe conocerse antes de todo, para poder llegar a un grado de paz plena consigo mismo y con los demás.

Empecemos con esta cita que tome de un articulo que aparecía en una revista virtual:

“La Mente consciente, que es como la punta del iceberg ya que representa solo el 4% del potencial mental, su lenguaje es el pensamiento lógico, toma decisiones basado en la razón y está situada en la parte Izquierda del cerebro.”

La mente a mi entender es el órgano mas poderoso que tenemos los seres humanos, si claro, mas fuerte que el corazón. Es aquel órgano que nos impone cosas que hasta nosotros mismos no podemos controlar. Es allí donde reside todo nuestro poder y donde el pensamiento se vuelve alma poderosa, la mente es la causante de todo lo que eras ayer, eres hoy y serás mañana. Todo esto significa y afirma la forma de pensar de mi grupo de amigos que tenia un grupo contrario que refutaba lo siguiente 

“Los seres humanos vivimos experiencias que aveces nos afligen y aveces no hacen sentir bien o por otro lugar enamorados que equivale a ser feliz. Nosotros creemos que no está en los seres humanos estar feliz, triste o sentir otra emoción, solo porque quiere, tiene que haber un evento que valide ese sentimiento.”                                                                                                                                                            Grupo 2

Ahora voy yo con mi opinión sobre el tema el cual esta basado en el criterio del Grupo 1 que afirma que los seres humanos deciden estar tristes o felices.

El poder del pensamiento, de la mente y la palabra juegan un papel importante; donde si piensas o dices que estarás tristes lo estarás automáticamente sino te conoces y no estas auto-controlado. Esto es cuestión de actitud lo que significa que como este tu actitud así mismo estarás tu.

Eres lo que atraes, eres aquello que buscas y que piensas tener; tu eres aquello que por alguna razón te crees, siéndote honesto, si te crees un estúpido, seras un estúpido, si te crees un líder, ya automáticamente eres un líder.

La mente humana y la ley de atracción hacen correlación con el tema de mi grupo, formando una opinión homologa donde si esto la formulan bien, están contribuyendo al desarrollo de una psicología, por así decirlo, improvisada, en una universidad donde nadie sabe que estamos hablando del tema y donde se convence a un grupo de un tema que es universal y que muchas personas sufren por no conocerse como seres humanos que somos, seres que transmiten luz y que deben de aprender a atraer luz de los demás.

No digo que no haya momentos en los que nuestros sentimientos caen solos, pero aveces son cosas que si nos ponemos a analizar tienen que ver con el surgimiento de como son y como se hacen las cosas que nos rodean, también todo depende del tipo de persona y la forma de ser de cada quien a la hora de trabajar un mal o buen rato.